viernes, 12 de abril de 2013

PRIMAVERA EN NY



PRIMAVERA EN NY

Tan fuerte este brillo
del sol de primavera
que cubrí mis ojos y sonreí.
Me pregunté si sería igual
en tu cielo tan lejano.
Este resplandor en la ciudad

Tan conocido y hermoso.
Este reflejo que me vio llegar:
tímida, joven y desgarrada.
Sol que vio crecer a mis hijos,
que alumbró nuestras ausencias
en lugares y distancias diferentes
por motivos tan diversos.
Este sol que también te ilumina,
que calienta mis recuerdos
de fracasos y éxitos, alegrías, penas…
despedidas y reencuentros.
Agradezco el brillo que engrandece
la iglesia que no visito, pero me place,
desde la ventana de mi amiga,
ver su fachada, oír sus campanas
escuchar sus músicas, ver las novias
llenas de alegría y esperanza.
Este sol trae buenos recuerdos
como aquel amor al terminar el día,
y aquellos amaneceres en sus brazos.
Mis hijos creciendo, trayendo amores,
mis primeros nietos, hoy enamorándose,
en fin: un círculo casi pasional
en torno del fuego solar.


Mónica Ivulich, derechos reservados
(Estos derechos parece que son familia de los pronosticos, diagnosticos, etc... una familia casi irreal)

6 comentarios:

  1. Bellos momentos de vida, tanto amor en ellos que siguen brillando. Precioso.

    ResponderEliminar
  2. Inmenso, narrativa en belleza y sentimiento. gracoas

    ResponderEliminar
  3. Un poema precioso, que deslumbra como el sol que descrbes. Bravo, Monica y felicitaciones por este blog tan profesional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia, un abrazo desde el corazon.

      Eliminar